Páginas

jueves, 13 de junio de 2013

Un día feliz 


Durante mis  primeros seis años de primara fui una estudiante entre pésima y horrible. Las razones hoy no vienen a cuento. Sé que mis maestras se decían las unas a las otras a medida que pasaba de grado, “¿A que no sabés a quien tenés el año que viene?”. Y esa era yo. Ostentaba varios títulos y ninguno era glamoroso.

En mi defensa sólo puedo decir que hasta muy avanzada la escuela primaria, no encontré nada que me interesara salvo la lectura.  A partir de los 10 años me convertí en una adicta a los libros y todo gracias a La Marca De Grishka de Rene Guillot Iridium y a Gracia, que me regaló esa novela. Era una historia de un esquimal y un oso que luego de varios encuentros desafortunados se hacían amigos en medio de la tundra helada y peligrosa. El oso, si no me acuerdo mal, incluso le salvaba a Grishka la vida. Pero como en muchas de las mejores historias, el héroe, es decir el oso, muere y entonces yo vertí mis primeras lágrimas como lectora. Lloré porque había llegado a amar a ese oso grande y marrón y porque  Grishka se iba a quedar tan solo sin su amigo. Me costó encontrar otro libro con el que seguir mi vida como lectora y hoy en día, cuando estoy a punto de terminar un buen libro vuelvo a sentir la misma desazón: ¡voy a tener que abandonar ese universo tan fascinante!

Hoy se celebra el día del Escritor y de la Escritora por eso quería agradecer a mis maestras que me enseñaron a leer, a Gracia por Grishka y a todos los cientos de miles de escritores y escritoras que me regalan sus historias. Mi vida sin sus libros no sería ni la mitad de buena. 



3 comentarios:

  1. Yo también los leí cuando era chica! Son varios:

    SPOILERS----------

    1) Grishka y su oso: donde Grishka conoce al osezno, se lo lleva a su casa y crece. Cuando el oso es grande los hombres de la tribu de Grishka quieren usarlo en un sacrificio y Grishka agarra al oso y huye a las montañas, donde más tarde los hombres lo capturan. Tiene un final triste, pero el oso no muere! Sólo lo hieren y huye.

    2) Grishka y los lobos: donde él nunca perdió la esperanza de volver a ver a su oso Djidi. Un día Grishka cae en un pantano y aparece Djidi y lo salva; vuelven a vivir juntos. Hay un gran problema con rivalidades en la tribu y falta de alimento. El libro tiene un final feliz.

    3) La marca de Grishka: el protagonista ya es más grande, pero menor de 20 años. Aquí el problema es la guerra que se desata con la tribu vecina. El tema de la identidad es muy relevante en este libro. Tiene un final agridulce.

    4) Grishka y los piratas: aquí él tiene que hacerse cargo de su tribu, las enfermedades que les sobrevienen, y en una aventura termina siendo esclavo de unos piratas. Este libro recién lo pude encontrar, comprar y leer ya siendo adulta, y me resultó más fuerte que los anteriores.

    Adoro estas novelas. Me gusta cómo a medida que Grishka va creciendo, sus problemas también van siendo más "adultos". Los libros siempre son juveniles pero como que van cada vez más serios. Grishka fue mi gran amor de ficción de la infancia!! =)

    ResponderEliminar
  2. Que bueno que vos también lo leíste!!! No sabía que había mas, que alegría lo que me contas. Abrazo de Osa

    ResponderEliminar
  3. Hermoso!! Alguien recuerda las costumbres de estricta supervivencia de ese pueblo se prestaban las mujeres para.."reír"?

    ResponderEliminar